Envejecimiento Activo

El pasado año 2012 fue el Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional. La OMS (Organización Mundial de la Salud) define el envejecimiento activo como el proceso en el que se optimizan las oportunidades de salud, paticipación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. Un envejecimiento activo permite que las personas realicen su potencial de bienestar físico y social y se centra en las persona mayores y en la importancia de dar una imagen pública positiva de este colectivo.
 
 
La esperanza de vida en nuestras sociedades actuales ha aumentado hasta cifras que rondan los 85 años de edad y supone un aumento claro de la prevalencia de la enfermedad de Alzheimer y el resto de las demencias. 
 
Por lo tanto procurar una vida activa, cuidando los factores de riesgo asociados a la este tipo de patologia neurodegenerativas será una de las mejores lineas de prevención que todos podemos tener a nuestro alcance para ayuda a nuestro cerebro y protegerlo en cierta forma, ante la pérdida de memoria y de otras funciones cognitivas que suponen un deterioro cognitivo el cuál puede ser el inicio de una demencia.
 
 

 

Técnicas de Estimulación Cognitivas para Adultos

La Estimulación Cognitiva comprende un conjunto de técnicas dirigidas a potencial el funcionamiento cognitivo de las personas  (lenguaje, memoria, funciones ejecutivas, gnosias, etc.) con el objetivo, en pacientes sanos, de desarrollar las capacidades cognitivas y optimizar su funcionamiento.

 
Por lo tanto realizar sesiones o talleres de estimulación cognitiva en edades avanzadas no sólo fomentará el desarrollo de un envejecimiento activo, sino que servirará como prevención de situaciones de mayor deterioro como es el caso de los inicios de procesos de demencia.
 
Por su parte, La Estimulación Cognitiva también tiene un objetivo terapéutico en el caso de enfermedades neurodegenerativas como la Enfermedad de Alzheimer, pues se trata de una de las técnicas más consolidadas en el tratamiento no farmacológico de estos pacientes puesto que aumenta la reserva cognitiva y consigue ralentizar el deterioro cognitivo y, por tanto, prevenir situaciones de mayor dependencia en la actividades de la vida diaria.
 
A continuacion de este texto colocar los siguientes enlaces dónde se puede encontrar fichas y ejercicios de estimulación cognitiva: