Factores de Riesgo en la Enfermedad del Alzheimer

Hasta hace un tiempo, los factores de riesgo confirmados eran pocos: la edad, la historia familiar y por último, los factores genéticos, todos ellos no modificables. En los últimos años y, tras diferentes estudios, numerosos factores han sido asociados, algunos claramente y en otros existe la controversia ante los resultados y, es ampliamente aceptado que el riesgo de padecer una demencia es el producto de la interacción de diferentes condiciones y factores genéticos y no genéticos a lo largo de la vida. Dentro de estos factores, motivo actual de discusión, se incluyen condiciones en edades tempranas de la vida,  que afecten al correcto desarrollo del cerebro, la nutrición, condiciones socioeconómicas y daño cerebral adquirido ( como traumatismos craneoencefálicos o infecciones).
 
 
Pero cada vez más, cobran más importancia otra serie de factores modificables como son: la hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo II, hipercolesterolemia y la obesidad. El tratamiento de los factores de riesgo vascular, además de resultar beneficiosos para la prevención de patologías cardíacas y cerebrovasculares, podría ayudar a prevenir o retrasar el inicio de la demencia.
 
 

Recomendaciones para la Prevención de la Enfermedad del Alzheimer